in

Mis ojos viajeros: Curiosidades de alsacia y selva negra

Alsacia y selva negra es una de las zonas maa bonitas que puedes recorrer en Europa. Aparte, la selva negra tiene mil cosas que poder hacer con ninos en verano, siendo aun mas atractiva mientras que en invierno la decoracion navidena hace que sean dos lugares idilicos.

Es tan bonito todo que la zona ha servido de inspiración para miles de cuentos y artistas que han fotografiado o pintado los maravillosos paisajes de Alsacia y la Selva Negra, así que vamos a describir algunas de estas curiosidades¡¡

Quién no ha leído cuentos que empiezan con «Érase una vez» y que están inspirados en pueblos como los que hemos visitado???

Primero vimos que la región de Alsacia sirvió de inspiración para la Bella y la Bestia, ya que el pueblo de Bella está lleno de casitas alsacianas preciosas, con plazas con fuentes en el medio, gente hablando en francés, etc. Dicen q se inspiro en Eguisheim, pero la verdad que te puedes imaginar a Bella en cualquiera de los pueblos de Alsacia sin ningun problema

En Alsacia y Alemania se basaron los hermanos Grim como escenarios para sus cuentos de hadas.

En Estrasburgo se produce uno de los hechos que unen definitivamente Francia-Alsacia, cuando un oficial de la guarnición Rouget de Lisle compuso en 1792 el «El Canto de Guerra de Ejercito del Rin» que se convertiría en el himno nacional de Francia, «La Marsellesa». Un ejemplo de esta rivalidad Alemania-Francia es la película Casablanca, ya que cuando están en el Café de Rick los oficiales del ejército alemán, todo el mundo se revela y canta el himno nacional francés.

En Alemania vimos el pueblo de Gegenbach, que sirvió como escenario de los exteriores de la película «Charlie y la fábrica de chocolate» de Tim Burton, así que se supone que allí vivió Charlie, un niño pobre que encontró una de las cinco entradas doradas para visitar la fábrica de chocolate.

En Alemania también estuvimos en Friburgo, donde Andersen se inspiró en los canales para hacer el Soldatito de plomo. Como cuenta Hans Cristian Andersen en el libro, el valiente soldadito del ejército español al que le faltaba una pierna y que se enamoró de una bailarina, cayó por una ventana a la calle, donde unos niños lo montaron en un barquito de papel para navegar por un canalillo de agua que había en medio de la calle, pasando mil y una desventuras hasta volver a ver a su amada.

Si en verano visitas la Selva Negra y tienes niños mayores, no dudes en tirarte por algún Rodelbahn, experiencia increible que contare manana en otro post!

Consejo final: Si eres romántico y te gustan los cuentos de hadas, visita la región, y si te gusta la Navidad, desde luego es un viaje imprescindible para ti. Déjate enamorar con estos pueblos y paisajes espectaculares¡¡

Si no quieres perderte nada de «Mis ojos viajeros» sigue su perfil en Viajéame!

Deja una respuesta

¿Te gusta esta publicación?

Consejos para comprar en Rusia

Misojosviajeros: Bajando en rodelbahn