in

La Vall de Boí. Un paraíso en los Pirineos.

El Vall de Boí esconde muchos tesoros además de la estación de esquí de Boi-Taüll. Hay mucho que ver y que hacer en 4 días en este valle de los Pirineos, como visitar sus iglesias románicas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO o el Parque Nacional de Aigüestortes.

Desde luego fue un gran acierto pasar los últimos días del año en esta zona, donde pudimos disfrutar de su gastronomía, de su cultura y practicar esquí o raquetas de nieve en un entorno natural privilegiado.

Si no quieres perderte ningún artículo de «Girando la Brújula» Sigue su perfil en Viajéame!

Únete al canal de telegram de Viajéame!

Deja una respuesta

¿Te gusta esta publicación?

▷Las Meninas de Velazquez para niños Escapada por Madrid

Badlands National Park, Dakota del Sur