in

Fin de año en Marruecos

2020-2021 Navidad y Fin de Año en Marruecos

 Navidad y Fin de Año en Marrakech

De todos los países del Norte de África quizás Marruecos es el más favorecido por ubicación, naturaleza y cultura.

Entre las ciudades destaca Marrakech: llamada “La Perla del Sur”, y también conocida como la “ciudad roja” o “ciudad de los jardines”, es la más internacional y a la vez exótica de todo Marruecos.

Las kasbahs: antiguas fortalezas construidas en adobe, han sido testimonio de la historia caravanero y la época de esplendor del comercio en Marruecos. Acunadas por los palmerales y bañadas por las aguas de ríos, sorprenden por su grandeza e integración con el paisaje. Se trata de construcciones con recias murallas y torres de vigilancia, que esconden pequeños tesoros en su interior. La rudeza exterior y las decoraciones geométricas, dan paso a pequeñas callejuelas, coquetos jardines y patios interiores. De hecho, la belleza de estos lugares, ha servido de escenario en multitud de películas, como Lawrence de Arabia o Gladiator. Los llamados ksars, son edificios muy similares a las kasbahs, pero de menor tamaño.  Entre las más conocidas encontramos las de Telouet y Aït Ben Haddou o la cinematográfica KasbahTaourirt. Pero existen muchas más, menos exploradas y que nos hacen viajar en el tiempo. Como por ejemplo el oasis de N´kob, en el que podemos encontrar más de cuarenta kasbahs.

 

Gargantas de Todra y Dades: A pocos kilómetros de Tinerhir, en un valle lleno de palmerales y poblados recónditos, se encuentra esta impresionante falla, la Garganta de Todra, un espacio natural de 300 m. de alto por tan sólo 20 m. de ancho, por el que discurre un río de aguas cristalinas.  A unos 50 km. de distancia a través de revoltosas carreteras entre espectaculares desfiladeros, aparecen las Gargantas del Dades. Los últimos kilómetros son muy empinados, pero vale la pena conducir por este valle, disfrutando del palmeral que lo recorre, de las bellísimas formaciones geológicas que se pueden observar en el inicio del mismo, y de la espectacularidad de las gargantas a 5 Kms. después de la cima.

 

 

Erg Chebbi: Esta impresionante formación de dunas situadas en la región del Tafilalt y a 50 Km. de la ciudad de Erfoud resulta uno de los más bellos paisajes de Marruecos. Se trata de una inmensa extensión de arena enmarcada entre las poblaciones de Merzouga y HassiLabied. La palabra Erg proviene del árabe y significa “duna” y en concreto caracteriza un tipo de dunas arenosas únicas en el Sahara.

Recorrer en dromedario las altas dunas del desierto, dormir en una jaima rodeado de kilómetros y kilómetros de finísima arena, observar en el silencio de la noche un cielo cubierto de estrellas que puedes acariciar con la mano, despertar con la potente luz del sol que nace en el horizonte como una gran bola de fuego… El Erg Chebbi, un campo de dunas móviles en el desierto de la frontera con Argelia, es capaz de regalar al viajero algunas de las escenas naturales más deliciosas del planeta. Podremos emular a los grandes exploradores, a lomos de un dromedario a través de las anaranjadas dunas disfrutando del atardecer en un paraje que nos transportará a la época de las grandes expediciones.

Si no quieres perderte nada de «ViajesMarrakech» sigue su perfil en Viajéame!

Deja una respuesta

¿Te gusta esta publicación?

150 Points
Upvote Downvote

Uros y Taquile, islas en el Titicaca

30 sitios QUÉ VER en PARÍS en 3 días. Guía de París | Mi Siguiente Viaje