in

Disfruta de fiestas medievales en la Toscana desde Junio

Junio es una época ideal para visitar la Toscana ya que puedes descubrir algunas de las más famosas fiestas medievales de la zona. Aparte de estas, hay muchas mas como el 24 de junio en Florencia o el 2 de Julio en Siena con el Palio.

La Ferie delle Messi se hace en San Gimignano y la celebran cada junio y representa la celebración que se hacía en la época medieval por la cosecha. Lo que pudimos ver nosotros fue la banda tocando por las calles acompañados por los portadores de las banderas, que iban recorriendo todas las plazas hasta llegar a las murallas, donde hicieron un espectáculo bastante original de lanzamiento de banderas. Era increíble ver cómo retumbaba el sonido de las trompetas y tambores por las calles de edificios de piedra. Después hicieron una pequeña representación de bailes tradicionales. Estaba muy bien puesto, ya que en la misma explanada montaron un puesto de comida con mesas dispuestas por el césped con balas de heno como asientos, y donde podías comer por 5 euros un pollo, unas salchichas, acompañadas por mendrugos de pan y judías, y cubiertos de madera como se comía en esa época. Nos quedamos con ganas de ver los caballeros a lomos de sus caballos, pero la verdad que luego nos resarcimos con todo lo que vimos en Arezzo. Durante tres días hay un montón de espectáculos. El problema es que la información disponible en internet de esta feria es súper escasa, incluso estaba mal puestas las fechas…

La Giostra del Saracino o Justa del Sarraceno es en Arezzo, es una evocación histórica medieval que se viene desarrollando desde el siglo XIII en la que participan los cuatro Barrios en la cual está dividida la ciudad, es decir: el Barrio de Porta Crucifera (conocido también como Colcitrone), el Barrio de Porta del Foro (conocido también como San Lorentino), el Barrio de Porta Sant’Andrea y el Barrio de Porta Santo Spirito (conocido también como Barrio della Colombina).

Se trata de un antiguo juego caballeresco que tiene su origen en la Edad Media y que consiste en puntuar en el blanco puesto sobre el escudo del Buratto (un maniquí que gira que personifica el “Rey de las Indias”), con un golpe de lanza al término de una veloz carrera a caballo. Todo esto sin dejarse golpear por el flagelo el cual viene accionado con un mecanismo elástico. De torneos y justas vistas en Arezzo, habla expresamente Dante Alighieri al inicio del XXII canto del Infierno.El cortejo que hoy participa en la Justa, ve desfilar también los emblemas y caballeros de las familias nobles de la ciudad y del condado que en los territorios distribuidos en los barrios, poseían la residencia o habían tenido feudos y consorcios, por tanto, peso político y militar antes del inicio de la liberación de los municipios

En líneas generales, llega toda la comitiva de los nobles, luego los grupos del desfile. Hacen un espectáculo los abanderados con las 39 banderas de los municipios de Arezzo que van variando cada año con una temática especial y que es súper bonito, la pena es que salían mejor los vídeos que las fotos, luego vienen los caballeros (giostratori) de la justa, los del desfile se quitan los accesorios y comienza la justa. Participan 311 personas. Sólo logré pillar una foto que sale borrosa pero dónde se ve cómo el caballero va con la lanza, algo es algo. Cada equipo tiene dos caballos que participan. Según iban haciendo rondas, los del desfile venían corriendo a los grupos a contarles cuántos puntos les iban a dar, 4¡¡¡ 1¡¡ 3¡¡¡

La primera edición de nuestro días se desarrolló el 7 de agosto de 1931, fecha en que se celebra la fiesta del Patrono de Arezzo San Donato. Según la tradición, la evocación histórica fue traída nuevamente en luz luego de un descubrimiento realizado por Alfredo Bennati en 1930 en la biblioteca cívica donde buscaba la receta de un postre y casualmente se topó con documentos medievales que describían el desarrollo de una justa entre caballeros de las Casas Nobles de Arezzo y del condado. La justa de aquel entonces tenía un objetivo preciso, el cual era entrenar a los caballeros aretinos para el combatir a los bandidos que de las costas se aventuraban hasta tierra adentro. Por esto se representaba al Buratto (maniquí) como el «Rey de las Indias» y con rasgos medio-orientales.  Las ciudades que participan hoy en día son: Porta Crucifera (colores rojo y verde; los que teníamos al lado justo gritando sin parar), Porta del Foro (amarillo y carmesí), Porta Santo Spirito (azul y oro, que eran los que mas respondían a los rojos y verdes y que encendieron bengalas cuando salió su caballero) y Porta Sant’Andrea (verde y blanco).

En cada carrera el caballero empuña una larga lanza de leño de nogal: a la señal dado por el Maestro de Campo, cabalga a través de la liza (un camino de tierra comprimida que atraviesa de manera oblicua la Piazza Grande) y se lanza contra el Buratto, un fantoche dotado de un escudo en la mano izquierda y un flagelo mazzafrusto (un instrumento medieval compuesto de un látigo a tres cuerdas cuyas extremidades poseen bolas de plomo; en el caso de la Justa del Sarraceno, por motivos de seguridad, las bolas son de cuero y pesan 250 gramos cada una) en la derecha. El tablero o cartelón colocado sobre el escudo del Buratto es de forma rectangular y dividida en sectores a los cuales corresponde un puntaje. La individuación del punto de impacto con el cartelón del escudo es facilitada por la presencia en la punta de la lanza de una especie de gis además de una aguja. El golpe debe ser rápido, ya que en el Buratto está presente un resorte que se activa al momento del impacto entre la lanza y el escudo, haciéndolo rotar sobre su propio eje: por tanto, si el caballero es lento, se arriesga a ser golpeado por el flagelo. Las bolas de éste, están cubiertas de una tinta azul, de este modo el eventual impacto en el brazo o espalda del caballero será fácilmente visible y esto provocará el retiro de 2 puntos. El retiro de los dos puntos puede ser valorado por el Jurado en presencia de una carrera juzgada demasiado lenta (art. 35), aun cuando no haya habido contacto con el flagelo. Si la carrera es aún más lenta no logrando que el impacto accione el resorte del Buratto, el Caballero perderá todos los puntos. Si el impacto es tan violento como para desarmar al Buratto de su mazzafrusto, el caballero obtendrá un puntaje suplementario, proporcionado al número de bolas que se hayan separado (1,2 ó 4 puntos respectivamente por 1,2 ó 3 bolas; art. 37). El Caballero debe resistir el choque con el Buratto y terminar la carrera con la lanza sostenida firmemente en mano: en el caso que ésta caiga en tierra, el Caballero pierde todos los puntos marcados (art. 42), a menos que no haya logrado remover el entero flagelo (art. 37). La misma consecuencia se tiene en el caso en que el caballero rechace de presentarse al Jurado (art. 39 letra a). En cambio, si se presenta a ellos a pie, serán disminuidos dos puntos de los obtenidos (art. 39 letra b). Si el impacto es tan fuerte como para destrozar la lanza, el caballero obtiene el doble de puntos conseguidos en el tablero (art. 43).

El puntaje más alto posible es por tanto 14, que se obtiene en el caso en que el Caballero centre el 5, destroce su lanza y provoque la remoción de las 3 bolas del flagelo. De hecho, el más alto puntaje jamás igualado, es del giostratore de Porta Santo Spirito Carlo Farsetti que el 20 de junio de 1999 obtiene un 10, centrando el 5 y destrozando la lanza. La fiesta sale hasta en Tio Gilito y la Justa del Sarraceno de Disney.

Consejo final: Merece la pena ver estos dos espectáculos si te gusta ver cosas diferentes cuando viajas, aparte que es una época buenísima en la que ir a la Toscana porque hace menos calor y hay menos aglomeración de gente.

Si no quieres perderte nada de «Mis ojos viajeros» sigue su perfil en Viajéame!

Deja una respuesta

¿Te gusta esta publicación?

Vestimenta tipica India y Nepal

Celebrando el dia del hermano en India