in

Consejos para hacer el Camino de Santiago

Hazlo a tu manera

Hay muchas formas diferentes de hacer el Camino de Santiago. Puedes optar por alojarte en albergues económicos con dormitorios y llevar todo tu equipaje, o puedes optar por alojarte en pensiones u hoteles y pagar a una empresa para que te traslade el equipaje cada día. Tanto si eliges hacer el Camino con estilo como si lo haces con un poco de dureza, ambos te proporcionarán una experiencia inolvidable.

Ve a tu propio ritmo

Cada persona camina a un ritmo diferente, a algunos les gusta ir a toda velocidad, alcanzar su objetivo diario lo antes posible y tomarse la tarde para relajarse, mientras que a otros les gusta disfrutar del viaje y tomarse tiempo para ver cosas por el camino. No hay una forma correcta o incorrecta de hacer el Camino, elige tu propio ritmo y no te sientas presionado por nadie a tu alrededor.

No tienes que hacerlo todo de una sola vez

Si no te apetece recorrer los 790 km o simplemente no tienes tiempo para tomarte un mes libre para la peregrinación, no hay presión para hacer toda la ruta de una sola vez. Elige un tramo del camino que te parezca más interesante y céntrate en él, o recorre la última parte hasta Santiago de Compostela. Algunas personas incluso hacen tramos del camino y vuelven al año siguiente para continuar donde lo dejaron, haciéndolo en tramos de una o dos semanas cada vez.

Lleva ropa para cualquier eventualidad

Aunque no quieras llevar demasiadas cosas en tu Camino, ya que te resultarán muy pesadas, es importante que tengas todo lo que necesitas para estar cómodo mientras caminas. Mientras que las zonas del centro de España, como La Rioja y Castilla y León, pueden ser bastante calurosas y casi siempre secas en verano, Galicia es famosa por su clima impredecible y a menudo es fría y lluviosa. Asegúrate de llevar también un calzado resistente para caminar, así como unas sandalias o zapatillas deportivas más ligeras para las noches.

Acuérdate de conseguir tus sellos

Al inicio de tu peregrinación, puedes comprar un pasaporte de peregrino, en el que podrás ir recogiendo sellos a lo largo del camino. Los sellos se pueden encontrar en los albergues o casas de huéspedes, en los cafés locales, en el interior de las iglesias y catedrales o en los monumentos importantes. Te permiten documentar tu viaje de forma divertida y memorable, además de proporcionar una prueba de dónde has estado.

Únete al canal de telegram de viajéame!

Deja una respuesta

¿Te gusta esta publicación?

151 Points
Upvote Downvote

Consejos para viajar a Argentina en 2022

Paseo en Góndola en Venecia casi gratis