in

Celebrando el dia del hermano en India

En la India existe un día dedicado para ofrendar a los hermanos en busca de solidaridad y protección mutua, que coincidió el sábado 13 de Agosto del 2011.

El nombre de esta festividad se conoce en India como Raksha Bandha, que en hindi significa Lazos de Protección y se celebra en la luna llena del mes de Shraavana.

El origen de la fiesta se encuentra en la obra épica de la mitología hindú Mahabharata, que relata cómo durante una ceremonia religiosa el dios Krishna se cortó un dedo y Draupadi, esposa de cinco reyes hindúes, arrancó una parte de su sari de seda y lo ató a su dedo para curarle. Emocionado por la compasión de la mujer, Krishna prometió protegerla para siempre.

Asimismo, el festival tiene una fuerte connotación sentimental en la India desde la antigüedad: cuenta la leyenda que, en el siglo XVII, la reina viuda hindú Karnawati envió un rakhi al emperador musulmán Humayun para pedirle ayuda contra los invasores. Al recibir los hilos de seda en medio de un combate, Humayun dejó inmediatamente la batalla para acudir a su rescate, algo que las mujeres de la India intentan rememorar este día. La celebración se marca por la atadura o lazo de rakhi, o la unión con un hilo de la hermana con la muñeca de su hermano. Entonces el hermano le da un regalo a su hermana y hace la promesa de que cuidará de ella.

Tradicionalmente los hermanos y hermanas se alimentan mutuamente con dulces y gozan de un rato armonioso con el resto de la familia. Pero esto no es una particularidad exclusiva de los hermanos de sangre. También incluye a hermanos de crianza y en ocasiones a primos y buenos amigos. 

Las calles de las principales ciudades indias se llenan de puestos ambulantes que exponen cientos de brillantes rakhis, que pueden llevar desde diseños tradicionales indios hasta motivos florales o dibujos de personajes infantiles para los niños, y en ocasiones están aromatizados con aroma de sándalo. Elegir entre tantos diseños implica tiempo por parte de las chicas, que van de una tienda a otra explorando posibilidades y buscando lo mejor para sus hermanos dentro de su presupuesto, con precios que oscilan entre los cinco céntimos y los veinte euros.

Para los bolsillos más acaudalados están los rakhis de oro, plata o incluso diamantes, recientemente introducidos en el mercado con precios desorbitados que dependen de la extravagancia del diseño y del peso total de una joya que, en realidad, se utiliza sólo por un día. También a veces se lleva fruta como regalo, de ahi los numerosos puestos que vimos.

Este día la hermana prepara un plato grande, llamado Puja Thali, que contiene los artículos esenciales de toda ceremonia religiosa: una lámpara pequeña, polvo rojo (Kumkum), arroz e incienso. Normalmente este plato se ofrece a los dioses, pero en la fiesta se le da también al hermano como muestra del gran respeto que se le profesa. Por todo ello, las calles estaban rebosantes sobre todo de mujeres comprando las pulseras o intentando coger transporte para ir hasta la casa de su hermano vistiendo, la gran mayoría, sus mejores galas.

Si no quieres perderte nada de «Mis ojos viajeros» sigue su perfil en Viajéame!

Deja una respuesta

¿Te gusta esta publicación?

Disfruta de fiestas medievales en la Toscana desde Junio

Consejos para organizar viajes en un Excel [+PLANTILLAS GRATIS]