in

Abu Simbel

Enorme templo dedicado al faraón Ramsés II Cuenta la historia que Ramses II quería vivir eternamente, e igualarse al dios Ra, para ello mandó a construir este inmenso templo con la característica que un rayo de sol iluminara su estatua, al amanecer. 

Si no quieres perderte nada de «Tximeleta» sigue su perfil en Viajéame!

Deja una respuesta

¿Te gusta esta publicación?

Salar de Uyuni: 3 días cumpliendo un sueño en Bolivia

Imprescindibles de Nairobi